Archivos Mensuales: junio 2016

MELILLA ES ACB

El equipo de la Ciudad Autónoma ha conseguido el ascenso a la ACB en una final decidida por la vía rápida. Después de quedar segundo en la Liga Regular y no poder materializar el ascenso directo, el conjunto de Alejandro Alcoba se ha ganado el premio definitivo jugando 3 eliminatorias, sentenciando la última de éllas con un 3-0 demoledor. El tercer, y a la postre definitivo, partido de la final se decidió en una prórroga donde Peñas, a pesar de su inferioridad en cantidad, calidad y experiencia de sus jugadores, puso al límite a los melillenses que tuvieron que sacar su mejor versión para hacerse con la victoria. Melilla contaba con 7 jugadores con experiencia en ACB, algunos con un rol importante en sus equipos como Josep Franch (ex-Joventut, ex-Murcia, ex-GBC), Eduardo Hernández-Sonseca (ex-Madrid, ex-Joventut) o Marcos Suka (ex-Valladolid). Ante ese fondo de armario repleto de oficio y de talento, Huesca intentó poner las cosas difíciles con un grupo joven lleno de energía y con mucha hambre de ganar. Curiosamente en los banquillos sucedía a la inversa. Quim Costa con muchos tiros en la élite se enfrentaba a un Alejandro Alcoba que sólo ha dirigido a Melilla (esta era su tercera temporada en el conjunto de su ciudad) en LEB Oro.

Estos son los 5 nombres propios del tercer y definitivo partido en el que ha vencido Melilla (86-93).

ASIER ZENGOTITABENGOA – BALONCESTO MELILLA (1988)

Este alero de 200 cms nacido en Vitoria jugó un papel clave en el tercer choque de la final. No sólo por el triplazo sobre la bocina que llevaba el partido a la prórroga (que también), sino por los cuatro tiros de 3 puntos más que consiguió. Tres de ellos los anotó de manera consecutiva (buscando esquinas, después de balón doblado, saliendo de bloqueo indirecto) para abrir la primera brecha importante en el tercer cuarto. Frecuentemente le vimos posteando a su par (Christian Díaz por ejemplo) intentando sacar ventaja de su mayor altura que los exteriores de Huesca. Su pasado en el club oscense no fue inconveniente para ser el máximo anotador del partido con 17 puntos (5/6 triples) y el factor diferencial en el partido definitivo, aprovechando que las miradas defensivas de Peñas se centraban en Suka. UnCuarto ascenso en cinco temporadas.

BRANDON EDWARDS – BALONCESTO MELILLA (1991)

Este ala-pivot undersized (198 cms) disputó un gran tercer encuentro con acciones de gran mérito en los últimos minutos que fueron claves. El partido moría y Melilla sólo le valía un triple para forzar la prórroga. Con pocos segundos para acabar Josep Franch lo intentó con un tiro muy lejano que no entró. Pero el rebote ofensivo lo cazó Edwards para, de manera muy inteligente y sin poner los pies en el suelo, dársela al mejor tirador de su equipo, Zengotitabengoa, que con un tiro librado llevó el juego al tiempo extra. La aportación del americano en el tiro libre y con canastas cerca de aro después de rebote ofensivo fueron importantes pero su concurso táctico como interior pequeño capaz de defender a los aleros de Huesca que tuvieron minutos de 4 por necesidades de los locales (Lafuente y Pardina) también fue vital. 12 puntos y 9 rebotes en su haber.

EDUARDO HERNÁNDEZ-SONSECA – BALONCESTO MELILLA (1983)

El siete pies madrileño atesora un tamaño único en la categoría. A pesar de tener problemas al principio de partido para recibir en el poste bajo por las buenas defensas de Portález, el center de Melilla hizo su trabajo a la perfección intimidando defensivamente (aunque Huskic le buscara fuera) y finalizando con contundencia en la pintura. Acabó con la ceja rota pero su aportación al equipo volvió a ser fundamental para terminar el partido con 12 puntos 8 rebotes y mucho oficio.

GORAN HUSKIC – PEÑAS HUESCA (1992)

Omnipresente y la referencia de Huesca. Sus 210 centímetros y su obsesión por jugar abierto y de cara a canasta originó numerosos problemas a Sonseca para defender con garantías el 1×1 des de los 6,75 del serbio (cedido del GBC). La peligrosidad de su tiro exterior también condicionó la defensa melillense y cuando realizó su quinta falta en el periodo extra Huesca dijo adiós a sus opciones de ganar. Antes, aportó muchas segundas opciones a su equipo finalizando con mucha solvencia con su semigancho de derechas característico. Se trata de un jugador interior (aunque sólo pisa la zona para ir al rebote ofensivo) que le gusta jugar abierto y que tiene buenas manos para pasar el balón y ser uno de los mejores pasadores interiores de la LEB Oro. 24 puntos, 11 rebotes y seis asistencias para 31 de valoración fueron sus registros. El año que viene huele a ACB.

CHRISTIAN DÍAZ – PEÑAS HUESCA (1992)

El timón de Huesca. El canario saliendo desde el banquillo demostró su capacidad de liderazgo y de competir al máximo de su nivel. Nunca rehuyó el balón cuando el partido más quemaba y aunque tomó alguna decisión precipitada, seguramente fruto de su cansancio por la limitada rotación aragonesa, siempre dio la cara. Sacó hasta 9 faltas a sus defensores con lo que acudió a la línia de tiro libre asiduamente sobre todo en el tramo final del encuentro con muy buen porcentaje (8/10). Este base zurdo con gran dominio de balón y con capacidad de generarse sus propios tiros sobre bote, fue uno de los hombres importantes del choque acabando con 15 puntos y 4 rebotes.

Anuncios